Exportar o no exportar…He ahí el dilema

Hace ya unas semanas que comencé a estudiar el Máster en Internacionalización de la Empresa que imparte ESIC en colaboración con Ade Excal para trabajadores de Castilla y León. Durante estas semanas he adquirido conocimientos valiosos en varios campos, pero sobre todo, me ha servido para abrir los ojos a una realidad de la que no todo el mundo aún es consciente. Y tiene que ver con la razón por la que las pymes comienzan a salir al exterior.
Os enumero aquí algunas de las razones que me cuentan por las que algunas de las empresas en nuestro país exportan:
 
  • Diversificación de riesgos. No todos los países en el mundo están en la misma fase del ciclo económico. Tratan de compensar caídas en ingresos en aquellos países en crisis, como España, con otros países cuya economía está en expansión, como China, India, Panamá, Chile, Estonia, Perú, etc.

 

 
  • Imagen. Las empresas más valoradas por los inversores, clientes, y demás actores de la economía son aquellas que tienen presencia en varios países. Y porque queda bien en el despacho del gerente el mapa mundi tamaño mural de la Capilla Sixtina con chinchetas en los países en donde alguna vez vendieron un palé de mercancía. ¿O no conocéis a algún gerente así?

 

 
  •  Lo hacen los demás. Como mi competencia empieza a vender fuera, yo también tengo que hacerlo. A este motivo podríamos llamarlo el DVVVG (Donde Va Vicente, Va la Gente).

 

 


  • “En España, la cosa está muy mal.” Algún día alguien me explicará realmente lo que es “la cosa”, pero mientras tanto imagino que se refiere al descenso del consumo tan  rande que ha tenido nuestro país en los últimos años, y la mala perspectiva de que esto mejore a corto plazo. 
 

 
 
  • Viajar. Aunque parezca mentira, algunas empresas contemplan el vender fuera porque eso le da la posibilidad al gerente de viajar a otros países. Me encantaría contar con las estadísticas de los departamentos de Comercio Exterior de las Cámaras de Comercio para comparar las solicitudes que reciben para acudir a misiones directas a países como La República Dominicana, comparadas con las que reciben para países como Estonia. Seguramente nos asustaríamos de las cifras. 

 

 
  • Aprovechar capacidades de producción infrautilizadas. Muchas empresas compraron equipos durante los últimos años de la burbuja crediticia que ahora están totalmente ociosos en sus instalaciones. Estas empresas miran ahora al exterior como una oportunidad para vender sus productos aprovechando economías de escala.

 

 
  • Excesos de stock. Debido al drástico descenso del consumo en los últimos años, algunas compañías se encuentran con almacenes repletos de mercancías que en España, o no tienen salida, o la tienen muy a largo plazo, encontrándose con que sus productos se acercan peligrosamente a la obsolescencia, o a la caducidad, en caso de productos perecederos. Una salida para este problema es la venta de estos bienes en mercados exteriores. Pero cuidado con deshacerse de stocks cercanos a la caducidad u obsolescencia. Eso, más que una solución, puede ser un gran dolor de cabeza si no se hace bien. 

 

Todas estas razones, hasta las más graciosas y peregrinas, son perfectamente válidas para salir al exterior. Pero para mí, hay una que es fundamental, y de la que pocas empresas son conscientes. Se debe salir al exterior por pura SUPERVIVENCIA. Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo 3 gráficos:

Pirámide de Población España 2012
Fuente: United States Census Bureau
Pirámide de Población España 2022
Fuente: United States Census Bureau


Evolución Mundial del PIB 2010-2050
Fuente: Goldman Sachs Group Inc.

 
 

 

La evolución de la pirámide de población española no sólo afectará a las pensiones futuras, sino a toda la economía en general en nuestro país. Los consumidores tenemos el gran defecto de crecer y morirnos, y con la tasa de nacimientos en nuestro país en mínimos históricos, esto quiere decir que no será tan fácil reemplazar a los clientes perdidos. Si no se mira a otros mercados que compensen esto, las posibilidades de que las empresas perduren a largo plazo se reducen drásticamente.
 
 
Si enlazamos esta realidad con la previsión de la evolución del PIB de algunas de las economías más importantes del mundo, la solución es todavía más evidente. En la vieja Europa los crecimientos esperados son bastante moderados en comparación con otros países con economías emergentes. El que una empresa esté presente en alguno de estos países con mayores incrementos de PIB previstos, hará que su potencial de crecimiento sea mucho mayor que el de otras que no lo estén.
 
En definitiva, la mayoría de pymes españolas toman la decisión de exportar para solucionar sus problemas en el corto plazo. No son conscientes de que, para muchas de ellas, es su única salida a largo plazo. Sea cual sea la decisión que te haya llevado a exportar, incluye la internacionalización de tu empresa en tus decisiones estratégicas a partir de ya, porque, de lo contrario, tu empresa en un futuro no tan lejano pondrá el cartel de “Liquidación por Cierre de Negocio” en su puerta.
Publicado en Mis Posts.

9 Comentarios

  1. Muy buena explicación de la manera como tiene que plantearse una empresa la actividad de exportación, como una estrategia a largo plazo.
    Nosotros que ofrecemos nuestros servicios en este sentido nos cuesta a veces hacer ver al empresario que la exportación se debe de planear y que no se puede salir fuera de cualquier manera.
    Mi marido también hizo un master en internacionalización de la Pyme y le fue muy útil.
    Así es que mucho ánimo con tu master.
    Un saludo

    • Exactamente, Raquel. A veces me siento como se debió sentir Copérnico cuando intentaba explicar que la tierra no es el centro del universo. A algunos empresarios les cuesta verlo, y otros directamente no lo ven. En fin, que tendremos que tener mucha paciencia.

  2. Pingback: Internacionalización o Liquidación ¿Qué Alternativa Elegirá tu Empresa? | Victoria Valbuena

  3. Pingback: La Cortoplacitis - Victoria Valbuena Consultoría Internacional de Empresas | Victoria Valbuena Consultoría Internacional de Empresas

  4. Pingback: Conquistando mercados - Victoria Valbuena Consultoría Internacional de Empresas | Victoria Valbuena Consultoría Internacional de Empresas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *