Ventajas Competitivas en Internacionalización (II) Diferenciación vía Packaging

Hace unas semanas en este mismo blog escribía sobre el caso de Easy Wine, un interesante ejemplo de cómo pensando en el cliente podemos obtener un producto innovador simplemente modificando el envase que nos permita diferenciarnos de nuestros competidores, y, por tanto tener una mayor probabilidad de éxito en nuestra salida al exterior. En esta ocasión os presento otro par de ejemplos muy curiosos que he conocido en los últimos días y que me han llamado poderosamente la atención.

The Wines of Westeros

La popularidad de la saga “Juego de Tronos” y su posterior adaptación a la pequeña pantalla gracias a HBO ha sido aprovechada por esta empresa australiana para la comercialización de esta familia de vinos compuesta por 12 productos, tantos como las 12 casas que forman parte de la historia conocida por millones de personas en multitud de países.

The Wines of Westeros

The Wines of Westeros

Un diseño limpio, sencillo y que podríamos definir como minimalista define a estos vinos. Con un par de variedades de uva para los blancos, y alguna más en el caso de los tintos, sin necesidad de contar con 100 puntos Parker estos vinos estoy segura de que harán las delicias  de tantos y tantos fans por el mundo. Su secreto es apelar a la emoción del consumidor, no a su paladar o buen gusto enológico. Además, este año se prevé la salida de la sexta entrega de la saga, así que qué mejor que disfrutar de la primicia del sexto título que con una botella de tu clan favorito. ¿Eres incondicional de los Starks o por el contrario te fascina el personaje de Twywin Lannister y prefieres disfrutar del vino al igual que lo hace su personaje en la serie?

Lo más curios de este caso es que no es una bodega la que lanza estos productos, sino unos fans declarados de la serie que, aprovechando la presencia del vino en multitud de ocasiones en la trama, han pensado que deberían llevar a la realidad esta pequeña parte de tan intrigante historia que levanta pasiones allá donde va. Una vez más queda patente que quien vende es el que mejor entiende al cliente, no quien fabrica con calidades excelentes. Estoy segura de que la internacionalización de este producto está siendo un éxito y de que los artífices de esta idea ya están recibiendo pedidos procedentes de todas las partes del mundo.

Heineken Ignite

Otro ejemplo de usar la emoción del consumidor para incentivar la compra es el lanzamiento de este nuevo producto de la archiconocida Heineken. En este caso, utiliza el envase para crear una nueva experiencia para el usuario en el momento del consumo de la cerveza.

El producto pasa a formar parte de la misma fiesta a la que acude el usuario, ofreciendo la posibilidad de interacción con el objeto bien por parte de quien lo sostiene, o bien por parte de quien pone la música. Una idea realmente original que creo que podrá ser todo un éxito en salas disco o fiestas como la que se muestra en el vídeo que acompaña a la campaña. Según la información de la propia marca, su Ignite estará disponible en nightclubs en 7 de los 25 mercados más importantes para la empresa antes de fin de año. Otro factor diferenciador muy importante de esta empresa cervecera que se pone por delante de sus competidores para incrementar su cuota de penetración en el mercado con un nicho claro en mente.

Innovar y diferenciarse, dos puntos claves en todo proceso de internacionalización. Estos dos ejemplos que os acabo de dejar son clara muestra de cómo hacerlo.

Publicado en Mis Posts y etiquetado , , , , , .

Un comentario

  1. Buenos días,
    Nuestra empresa de dedica a la intermediación de exportación / importación en China.
    Me gustaría disponer de su email para poder mandarle información , y quizás ver aspectos en los cuales podríamos colaborar.
    At,
    Rafael Louzan | Project Manager

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *