Plan Estratégico de Internacionalización de la Economía Española 2014-2015. Más de lo Mismo

El pasado viernes 28 de febrero se anunció la tan esperada aprobación en el último Consejo de Ministros del “Plan Estratégico de la Economía Española 2014-2015”.

Este plan tiene como objetivo potenciar la internacionalización del tejido empresarial español actuando principalmente sobre 6 pilares:

  1. Mejora del clima de negocios y entorno empresarial.
  2. Mejora del acceso a los mercados
  3. Facilitar el acceso a la financiación
  4. Promoción comercial y apoyo a la empresa
  5. Cultura de la internacionalización y capital humano
  6. Fomento de la innovación

ID-100181823Si bien todos los aspectos que señala el Plan Estratégico son importantísimos para animar la actividad exterior de las PYMEs españolas, hay dos que destacan sobre los demás y que podrían tener un impacto mucho más a corto plazo que el resto de medidas en este área: Facilitar el acceso a la financiación y el impulso a la formación en el área del comercio exterior.

En cuanto al acceso a la financiación, el plan contempla una dotación de 50 millones de Euros proveniente de fondos europeos y que se instrumenta en el Programa Invierte-Pyme gestionado conjuntamente por las entidades estatales ICEX y COFIDES. Este programa se dirige a empresas que deseen implantarse en el exterior, bien incrementando su capacidad productiva o con nueva estructura comercial en otros mercados. El importe mínimo para solicitar las ayudas es de 75.000 Eur, con un máximo de 1 millón de Eur, y los porcentajes máximos de financiación de la inversión varía en función del proyecto. Además, se cuenta con el apoyo de la mayoría de servicios del ICEX como apoyo al proyecto presentado. Esta ayuda es muy buena, pero no veo que difiera en gran cosa de la que ya estaba disponible antes de la aprobación del Plan Estratégico de Internacionalización y que se ofrecía por mediación de COFIDES. Como dice el sabio refranero español, no deja de ser “el mismo perro con distinto collar”.

Pero el problema de esta ayuda que se queda (como siempre) escasa para las necesidades reales de las empresas en ID-10049803España no es que no suponga ninguna novedad, sino que deja fuera a una grandísima parte de las PYMEs que hoy en día están poniendo en marcha proyectos de internacionalización. Como se nos ha repetido por activa y por pasiva, el tejido empresarial español está compuesto principalmente por PYMEs, más de un 99 % (Ver “Retrato de la PYME 2013”). Las empresas que más probablemente soliciten esta ayuda son empresas con más de 50 trabajadores, que sobre el total de las empresas en España supone un 0,7 %.  Las empresas más pequeñas en este país no suelen dar el salto a otros mercados directamente, sino que suelen comenzar su proceso de internacionalización con exportaciones directas o indirectas. Como ya comenté en una entrada anterior, creo que se ha perdido una oportunidad única para poner a disposición de estas empresas más pequeñas la posibilidad de contar con líneas de financiación que les permitan mejorar su capacidad de internacionalización y tener fondos para realizar actividades de promoción exterior y marketing internacional. Una carencia de nuestra economía que ha quedado sin solucionar en las recientes medidas aprobadas por el Gobierno la semana pasada.

El otro aspecto que me parece fundamental y destacable es el apoyo a la formación de personal cualificado para el ámbito internacional. Sobre este aspecto estoy preparando otra entrada que espero publicar en los próximos días, pero aprovechando que es uno de los puntos en los que nuestro Gobierno quiere centrarse para el impulso del sector exterior durante los dos próximos ejercicios, voy a comentarlo brevemente hoy aquí.

ID-10093878Efectivamente, otra de las mayores carencias que tiene nuestro tejido empresarial y que lastra la salida al exterior de las PYMEs españolas es la escasez de personal formado en ámbitos internacionales (ver mi última entrada también sobre este tema). Uno de los mayores retos de nuestra economía para los próximos años será precisamente éste, mejorar en cuanto a formación de los miembros de las organizaciones, en especial aquellas que estén dispuestas a salir a comercializar sus productos o servicios a otros mercados. El Gobierno de forma muy acertada ha detectado esta necesidad y ha incluido una buena medida en su Plan Estratégico para la Internacionalización de la Economía Española. Pero, al igual que ocurre en el caso de acceso a la financiación, esta medida también se va a quedar muy corta. ¿Por qué? Porque el Gobierno pretende impulsar la formación potenciando el Centro de Estudios Económicos y Comerciales (Ceco). Este centro formativo se ubica en Madrid, y si bien su formación tiene una excelente calidad, la capacidad de llegar a mayor número de alumnos y empresas es escasa. En mi opinión personal, creo que el Gobierno debería haber extendido la medida del impulso de formación en comercio exterior e internacionalización a otros entes mucho más próximos a mayor número de empresas, aprovechando la capilaridad que ofrece la extensa red de Cámaras de Comercio provinciales y regionales.

Si una empresa en A Coruña, por ejemplo, necesita formar a sus comerciales en materia de comercio exterior, es bastante poco probable que destine recursos a enviarlos a Ceco en Madrid, mucho más si tenemos en cuenta la escasez de acceso a la financiación que sigue existiendo en el entorno económico y financiero español. Además, como la empresa por estadística no superará los 50 trabajadores, los créditos que tendrá disponibles para formación de su personal a través de la Fundación Tripartita tampoco serán suficientes como para cubrir una mínima parte del coste de esta formación. Sin embargo, si la Cámara de Comercio de A Coruña organizara talleres formativos en este área, podría tener al alcance de su mano la posibilidad de contar con personal formado en la materia que le sirviera de punto de apoyo para encarar con éxito su salida al exterior.

Si bien la intención del Gobierno es muy buena y se ve claramente que apuesta por la internacionalización de las PYMEs de nuestro país, lamentablemente la aprobación del tan esperado “Plan Estratégico de la Internacionalización de la Economía Española 2014-2015” no ha supuesto ningún cambio sustancial respecto a lo que teníamos el jueves 27 de febrero. Más de lo mismo. Todos los días veo casos de empresas con menos de 10 trabajadores (el 95 % del tejido empresarial español) haciendo esfuerzos titánicos por sobrevivir a la crisis y comenzar a exportar sus productos. Lamentablemente el plan aprobado poco les aportará a corto plazo y deberán seguir en solitario su maratón hacia la meta de vender en mercados exteriores.

Publicado en Mis Posts y etiquetado , , , , , , , .

Un comentario

  1. Pingback: Plan Estratégico de Internacionalizaci&o...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *