Internacionalización o Liquidación ¿Qué Alternativa Elegirá tu Empresa?

Ayer mismo leía la última publicación de mi compañero Nelson Blanes en esta otra entrada del blog de Aitaria Soluciones Internacionales, mi  nuevo proyecto profesional en el que, como muchos de vosotros ya sabéis, estoy totalmente inmersa. En ella se cuenta que una de las posibilidades que están valorando muchas empresas para salir de la crisis es explorar la opción de internacionalizar su negocio. Una respuesta que para muchas de nuestras PYMEs es adecuada dada la situación coyuntural de en la que estamos actualmente inmersos.

Pero la opción de otras muchas empresas es mantenerse a flote a espera de que vengan tiempos mucho mejores. Estas empresas saben que las crisis van y vienen, y que por muy profunda y larga que sea ésta que nos ha tocado vivir, vendrán tiempos mejores. Sin embargo, hoy mismo 26 de noviembre ha aparecido en la prensa una noticia que debería preocupar a este grupo de empresas: “España perderá 2,3 millones de potenciales trabajadores la próxima década.”

En este artículo, el Sr. Llamas pone de manifiesto una realidad cuanto menos alarmante para la economía de nuestro país. Si bien el análisis que realiza en su artículo se centra más en el efecto que tendrá sobre el Estado del Bienestar, la evolución demográfica española tendrá un impacto tremendo a muchísimos niveles. Somos un país en el que la población envejece progresivamente, con tasas de natalidad cada vez menores, que pierde mano de obra joven cualificada que emigra a otros países, y que la mano de obra que atraemos suele ser poco cualificada.

Esta evolución tan preocupante de la población, traerá consigo cambios en los hábitos de consumo de los españoles, ademásInternacionalizacion de una posible contracción del consumo interno por la misma pérdida de habitantes que sufriremos. Como anécdota alguien me contó que en este país ya se venden más pañales para adultos que pañales para niños. Esto que hoy es anécdota será el pan nuestro de cada día en no mucho tiempo.

Teniendo en cuenta este panorama, la internacionalización no es sólo una solución válida para la situación coyuntural presente, sino que, en mi opinión, se presenta como la única solución al problema estructural que se nos viene encima con el cambio demográfico. Para que una empresa sobreviva en el mercado a largo plazo, tiene que crecer. Y para crecer no quedará más remedio que buscar mercados alternativos al doméstico, en el que cada vez será más difícil tener tasas de crecimiento suficientes como para mantener tantos y tantos negocios.

No soy la única persona en España que tiene esta opinión,  que ya compartí con vosotros hace algún tiempo en esta otra entrada para mi blog. Tuve la oportunidad de escuchar un discurso parecido a Carlos Enrile, consultor y formador en comercio exterior, hace apenas unas semanas en la Cámara de Comercio de León. Y con el impulso que se está dando desde las Instituciones Públicas a la internacionalización de empresas, parece que nuestros dirigentes también son conscientes de la preocupante situación a la que nos enfrentamos. Me tomo la libertad y osadía hasta de aventurar que la medida impulsada por el Gobierno de permitir la residencia a extranjeros que adquieran vivienda en nuestro país no sólo va destinada a aliviar el sector inmobiliario, sino que más bien tiene que ver  con esta realidad.

Aunque se llegue a superar la crisis con la serie de brotes verdes que todos dicen ver,  la economía española no volverá a ser la que era. Centrar la estrategia a largo plazo de cualquier PYME dando la espalda al 99 % de su mercado potencial no parece la decisión más acertada. Hoy más que nunca la internacionalización ha pasado de ser una opción a ser una NECESIDAD de las empresas en nuestro país que quieran mantener su actividad en las próximas décadas.

 

 

Imágenes obtenidas en www.freedigitalphotos.net
Publicado en Mis Posts y etiquetado , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *